María Magdalena

Discípula de Jesús de Nazaret

Su historia

María Magdalena es, con toda seguridad, la figura más controvertida y enigmática de entre todos los discípulos de Jesús.

Aunque aún hoy en día muchos asocian a la Magdalena con una arrepentida prostituta, lo cierto es que en ninguna parte de la Biblia se menciona tal hecho, y no es hasta el año 591 que Gregorio Magno le otorga tal calificativo. Fue en 1969 cuando Pablo VI le retiró tal apelativo, y le otorgó la festividad del 22 de julio. Por lo que seguir asociando a María Magdalena con una prostitua, es totalmente erróneo. De hecho, muchos historiadores creen que la Magdalena provenía de una familia acomodada del siglo I, y que contribuyó especialmente al desarrollo de la obra de Jesús.

Pero el mayor misterio que recae sobre la Magdalena son los muchos detalles, unos redactados en la Biblia, y otros en Evangelios Apócrifos, que delatan que, quizás, entre Jesús de Nazaret y la Magdala pudo haber algo mucho más que una simple relación Maestro-Discípulo, sino más bien una relación matrimonial. De hecho, ambos eran judíos y celebraban las festividades judías... Y según la propia ley judía, Jesús nunca pudo haber sido llamado Rabí o Maestro sin estar casado.

En Codex Magdala, comparando lo que dicen los Evangelios Canonicos (los que si reconoce la Iglesia Católica) y la ley judía del siglo I, comprobarán que, casi sin lugar a dudas, María Magdalena fue la esposa de Jesús. ¿No lo creen? Lo comprobarán...