Alonso Suárez de la Fuente del Sauce

Obispo de Jaén entre 1500 a 1520.

Su historia

Alonso Suárez de la Fuente del Sauce, fue obispo de Jaén entre los años 1500 al 1520. Fué el artífice de las mayores reformas que se llevaron a cabo en la catedral de Jaén.

Toda su historia en la capital andaluza está plagada de misterio pues, al igual que Berenger Sauniere siglos después, dió muestras de una gran riqueza de difícil explicación y comenzó a construir por toda la provincia. Levantó puentes de paso gratuítos (Puente del Obispo), construyó edificaciones en Úbeda y Baeza, que hoy ayudaron a que éstas fueran consideradas por la UNESCO...

Pero el mayor misterio de todos se produjo tras su muerte en 1520, cuando la Iglesia le negó la sepultura y permaneció hasta 2001 dentro de una cajonera en la sacristia de la catedral. ¿Qué hizo el obispo para merecer tal despropósito? Algunos dicen que encontró el tesoro del Rey Salomón en las cuevas del Quiebrajano...

Y, casualmente, tras la llegada del obispo es que nace la leyenda, situando en ese lugar al archiconocido lagarto de Jaén para amedrentar a los que se acercaban a esa zona.