Francois-Bérenger Saunière

Abad de Rennes le Chateau 1885 - 1909

Su historia

Berenger Sauniere fue nombrado párroco de Rennes le Chateau, Francia, en el año 1885. Al poco de llegar, inicia unas reformas en la vieja iglesia de Santa María Magdalena y, cuando los obreros levantan el antiguo altar, encuentran dos pergaminos de piel en uno de los pilares.

El párroco se apresura a llevárselos y traducirlos y su comportamiento cambia radicalmente... Comienza a profanar tumbas en la noche, a gastar dinero a manos llenas, se construye una increible mansión, reforma la iglesia con imágenes muy poco convencionales como el diablo Asmodeo o dos niños Jesús iguales en al altar, un vía crucis que podría mostrar el cuerpo rodabo de Jesús y no resucitado... Y un sin fin de cosas más.

Recibe visitas del Archiduque Juan de Habsburgo (en la foto principal de éste artículo), de personajes influyentes de la época como Enma Calvé, e incluso su ama de llaves, Marie Denarnaud, se encarga de crear más misterio al afirmar a los vecinos, tras la muerte del abad, lo siguiente: Con lo que el abad encontró podría dar de comer a todo el Aude durante cien años, y aun así sobraría, camináis sobre un gran tesoro y no lo sabéis... ¿Qué tesoro o secreto encontró Sauniere?

Berenger Sauniere es el eje principal sobre el que gira toda la trama de Codex Magdala.